forbes MBA ranking

Páginas vistas en total

BIENVENIDOS

BIENVENIDOS

CANAL DE YOUTUBE

19/9/17

ANA, UNA CHICA EN BUSCA DE SU IDENTIDAD



ANA, UNA CHICA EN BUSCA DE SU IDENTIDAD





FICHA TÉCNICA DEL LIBRO 



Pulsa aquí    




  • Autor: FRANCISCO BAENA CALVO

  • Estado: Público

  • N° de páginas: 217

  • Tamaño: 150x210

  • Interior: Blanco y negro

  • Maquetación: Pegado

  • Acabado portada: Brillo

  • ISBN eBook en PDF: 978-84-686-6831-4
    ISBN Acabado en rústica: 978-84-686-6830-7
    ISBN eBook en ePub: 978-84-686-6832-1






  • _______________________________________





Prólogo



Los jóvenes, esos seres inquietos e inquietantes con los que a veces no se sabe que hacer. Pasotas unas veces, rebeldes otras, confusos casi siempre. Difíciles de tratar por la familia y tan manipulables para el grupo de amigos o la pandilla. Disponen de los mejores medios educativos pero lo que aprenden no parece servirles para la vida, como si no respondiese a sus inquietudes básicas. Decía Juan Pablo II en la Encíclica Novo Millenio Ineunte que “A veces, cuando se mira a los jóvenes, con los problemas y las fragilidades que les caracterizan en la sociedad contemporánea, hay una tendencia al pesimismo”. No obstante, en el encuentro con ellos durante el Gran Jubileo captó “el mensaje de una juventud que expresa un deseo profundo, a pesar de posibles ambigüedades, de aquellos valores auténticos que tienen su plenitud en Cristo”. Ese es el anhelo que sintetiza Ana, la destinataria de los correos que le irán explicando y reconduciendo esos deseos.

Pese a su lejanía, todavía recuerdo mi adolescencia como un cúmulo de interrogantes, de experiencias, de sensaciones, de descubrimientos, de anhelos, todo tan interrelacionado que buscaba incesantemente en los libros pero no siempre hallaba la respuesta. ¡Ay si hubiese encontrado respuestas adecuadas a tantos interrogantes! Pero sobre todo… ¡Ay si todos aquellos interrogantes me hubiesen sido aclarados desde la dimensión religiosa! Pues bien, tenemos entre las manos uno de esos libros que son como faros orientadores en la oscuridad de cualquiera de las muchas dificultades, dudas, sombras con las que se topa un adolescente y a las que no siempre ni sabe responder él ni sabemos responder los mayores. El sufrimiento de los inocentes, el aborto, la violencia, el racismo, la injusticia, el terrorismo, la eutanasia, la muerte...O simplemente sucesos maravillosos que los deslumbran y los dejan tan a oscuras como antes. El enamoramiento, el amor, la felicidad, la amistad, la sexualidad y también sus consecuencias la tristeza, el miedo, el desánimo, la depresión. El mundo más allá de la adolescencia: el trabajo, la política, el tener, la igualdad de la mujer, la globalización, la muerte de los seres queridos, etc.

Y si decíamos al comienzo que los conocimientos académicos no parecen servirles para la vida, ahora hay que añadir que los adolescentes, pese a los años de catequesis de confirmación, no vuelven a la parroquia. No obstante los jóvenes siguen llenos de interrogantes respecto a Cristo y a la Iglesia de cuya respuesta dependerá el desarrollo de su propia vida como persona creyente. Como dijo Juan Pablo II, “Si a los jóvenes se les presenta a Cristo con su verdadero rostro, ellos lo experimentan como una respuesta convincente y son capaces de acoger el mensaje, incluso si es exigente y marcado por la Cruz

Ana, hija de una cultura laicista, se interroga sobre el sentido de la vida, de la religión. Le impacta la figura de Jesús de Nazaret pero no entiende la Iglesia. Los maestros de la sospecha han sembrado su mente de dudas razonables, pero que no dan respuesta a la identidad del ser humano. A lo largo de esos  cien correos a Ana se le va explicando, en un lenguaje sencillo y hermoso, claro y lleno de contenido, los supuestos fundamentales de la fe cristiana: La existencia de Dios, Jesús de Nazaret, su historicidad y su resurrección. La Iglesia en sus luces y sus sombras, su historia, sus papas y sus santos, su liturgia, las razones para permanecer en ella. Los pecados capitales, la oración, el infierno, los deberes humanos, la relación entre la fe y la razón, etc.

La dimensión evangelizadora de este libro es  incuestionable. A través de las respuestas a esas cuestiones fundamentales que surgen en la vida de los jóvenes, va transmitiendo la fe en la vida concreta propiciando el conocimiento del misterio de Cristo, del pecado y del perdón, y también del misterio de la Iglesia.

La primera vez que abres el libro corres el riesgo de engancharte a él, de no cerrarlo hasta llegar al último punto final. Desde la primera página hasta la última el interés de los temas que tratan Ana y el autor nos lleva a leerlas de un tirón, porque bien seas una persona adolescente o una persona adulta en cada página encuentras como un flash, una instantánea de las cuestiones fundamentales que van surgiendo en la vida de cada día. Después lo dejarás muy cerca, muy a mano porque cada día te plantea situaciones nuevas que necesitas aclarar. Tal vez la cuestión no sea totalmente nueva, pero sí las circunstancias en que las vives y volverás a releer aquella página que te lo aclara, que te ilumina, que te permite afrontar la situación.

¡Ah!, cuantos padres y madres en conversación con nuestros hijos llegaremos a cuestiones que nos resultan difíciles de explicar, bien porque ni nosotros mismos lo tenemos claro, bien porque no nos resulta fácil explicarnos, y entonces recordaremos a Ana y ‘ese libro que lo explica tan bien’.


Mª Carmen Martínez Hernández







Gracias por tu visita. Si te ha gustado este artículo añade me gusta. 
Compártelo en las redes.


EL ENCANTO DE LA JUVENTUD



EL ENCANTO DE LA JUVENTUD



        El Concilio Vaticano II afirma que “el encanto de la juventud es la facultad de alegrarse con lo que empieza, de darse sin recompensa, de renovarse y de partir de nuevo para nuevas conquistas”.
       Aquí radica la belleza y el entusiasmo de los jóvenes, verdadera esperanza para la sociedad y para la Iglesia.
       Jesucristo es el compañero y el amigo de los jóvenes, el Señor de la vida humana, que nos llama continuamente a la generosidad y a renovarnos en claves de conversión y misericordia

Gracias por tu visita. Si te ha gustado este artículo añade me gusta.
 Compártelo en las redes.Gracias

CONSEJO DE SAN AGUSTÍN A LOS JÓVENES



CONSEJO DE SAN AGUSTÍN A LOS JÓVENES

 ¡Magníficos consejos de San Agustín a los jóvenes de su tiempo y también para ahora!


 



 Buenas amig@:
 *Si te gustó el video dale a me gusta (like)
*Me gustaría que comentaras tu opinión

 Gracias por tu visita. Si te ha gustado este artículo añade me gusta. Compártelo en las redes.

UNOS CONSEJOS INCREÍBLES DE MADRE TERESA DE CALCUTA



UNOS CONSEJOS INCREÍBLES DE MADRE TERESA DE CALCUTA 

 Unos consejos maravillosos de una gran mujer cristiana: Madre Teresa de Calcuta.

 


 Gracias por tu visita. Si te ha gustado este artículo añade me gusta. 
Compártelo en las redes.

17/9/17

19 CORREO: ANA Y LA BONDAD



Este blog quiere ser un rincón donde aconsejar y dar razones para esperar, para confiar y para vivir, especialmente a los jóvenes. 
Unas palabras que pretenden que los jóvenes encuentren un sentido a la existencia desde un enfoque humanista y cristiano. 


19 º CORREO: ANA Y LA BONDAD

 





      Querida Ana: El tono de tu correo ha sido estremecedor y, por así decirlo, desolador. ¡Comprendo bastante bien tu reacción y tu rebeldía cuando parece que el mal triunfa y las huellas del bien parecen perder su rastro en medio de tu entorno!

    Ana, no te rindas en tu opción por el bien y triunfarás siempre. Muchos hombres y mujeres se creyeron invencibles haciendo el mal y sucumbieron en su empeño; muchos imperios se creyeron dominadores y cayeron en el tiempo;... Medita y descubre que al final siempre triunfan el bien y la verdad.

    Quisiera suplicarte que no abandones nunca la senda del mal y puedan decir, al final de tus días, como dijo San Pedro de Jesús de Nazaret: “Pasó haciendo el bien”. Meditando tu inquietud te mando esta oración en forma de poema y te suplico, sin dudarlo, que nunca te canses de hacer el bien.

¡Señor, mi oración es ésta: que no se cansen los buenos!
Dad a este mundo esta señal, esta señal que nos provoque
y nos haga sentirnos vivos como los vientos huracanados,
sin que la escarcha de los opresores invadan la atalaya
que deja sin aliento a los pobres ya olvidados.
¡Señor, mi oración es ésta: que no se cansen los buenos!
Que falte evidencias en esta noche eterna vivida,
que falten discursos arrebatadores en este mundo sin contagio,
que falten certezas en la vida un poco vivida,
pero que no se cansen los buenos, esos eternos peregrinos de la esperanza,
esos forjadores de las páginas más gloriosas del espíritu humano
que dejan herido en su propio centro el mundo del mal,
que recorre parte a parte cada pedazo de historia, de principio a fin,
sin dejar de estallar en el aire las bengalas del fracaso.
¡Señor, mi oración es ésta: que no se cansen los buenos!
Dad a este mundo esta señal, esta señal que nos contagie
y nos deje abrazados en nuestro propio corazón un momento,
sin que los deseos de herir al prójimo fatigue nuestro interior
que lapide lentamente la semilla de lo eterno.
¡Señor, mi oración es ésta: que no se cansen los buenos!
Que falten teólogos en esta época necesitada de raíces,
que falten sabios gestadores en este palpitar con ignorancia,
que falten soñadores sin aferrarse a lo presente tan pasajero,
pero que no se cansen los buenos, esos héroes silenciosos en el tiempo,
esos gestadores de un enlace evolutivo más allá de la violencia
que marcan la pausa en los combates de nuestros antepasados,
que invaden cada rincón de la vida, de norte a Sur,
sin dejar de entusiasmar en cada generación sus mejores hijos.
¡Señor, mi oración es ésta: que no se cansen lo buenos!
Un amigo.












Conoce libros de F. Baena Calvo en Bubok
http://www.bubok.es/buscar/francisco-baena-calvo




www.marinaveracruz.net

Gracias por tu visita. Si te ha gustado este artículo añade me gusta. Compártelo en las redes.

16/9/17

18 CORREO: ANA Y LA RESURRECCIÒN DE LOS MUERTOS



Este blog quiere ser un rincón donde aconsejar y dar razones para esperar, para confiar y para vivir, especialmente a los jóvenes. 
Unas palabras que pretenden que los jóvenes encuentren un sentido a la existencia desde un enfoque humanista y cristiano. 


18 º CORREO: ANA Y LA RESURRECCIÓN DE LOS MUERTOS

 






Ana, ¡no re rindas ante cualquier contratiempo y sigue adelante en la aventura apasionada de la vida! ¡La vida es para los fuertes y para aquellos que no sucumben en la cuneta del camino! ¡Cuánta energía escondida hay en tu interior y cuánta resistencia necesitamos en el transitar de nuestra “carrera”!                               
¡Comprendo que la muerte de tu amigo Rafa en un accidente de tráfico te haya sumido en un “túnel sin salida” y que tardas bastante tiempo en ver la luz! ¡Ese día todo el pueblo se tiñó de gris como si un pincel, de inmediato, quitara los mejores colores y los más luminosos detalles de las casas y de los rostros!       
La tristeza se acurrucó en cada esquina. ¡Qué triste y amargo el día en que un joven muere de accidente! ¡Son tantos los que despedimos durante cada año en los pueblos de España!                                                            La Resurrección de Jesús se levanta como alternativa ante el dolor y el sufrimiento del mundo. De hecho, para el cristiano, la última respuesta es el Sí definitivo de Dios al inocente maltratrado por el accidente de tráfico, la enfermedad, la injusticia, la tortura, el cáncer, la guerra.... y a las víctimas de los "verdugos de turno", auténticos aliados de la muerte y la desgracia.
La auténtica fe cristiana se debe fundamentar en la experiencia pascual de Jesús de Nazaret, vivida y testimoniada por unos testigos válidos, que puedan dar soporte estructural a una continuidad legítima entre nosotros y el mismo Jesús.
La experiencia pascual de Jesús de Nazaret, el Cristo, se convierte en la Buena Noticia para el hombre que busca el auténtico rostro del Dios Vivo. Es el Kerigma que debe fundamentar toda la fe cristiana como su esencia más legítima y más autentica.
La Resurrección de Jesús se levanta como la experiencia última del crucificado. Desde esa experiencia definitiva lanzamos la esperanza de que participaremos de esa misma Resurrección y afirmamos la permanencia de la identidad personal del hombre, más allá de la sepultura; al tiempo que se cuestionan posibles alternativas al final trágico del hombre como la reencarnación o la comunión plena "energética" con el aire.
Sólo la Resurrección da a la muerte de Jesús un auténtico enfoque que hace a este personaje de un pequeño país en una época oscura de la historia se convierta en la personificación del Esperado de los tiempos, capaz de aunar en su personalidad la esencia de lo divino y lo humano al mismo tiempo.
Sólo la Resurrección da al crucificado legitimidad para elevarse como el auténtico portavoz de todos los profetas, encarnando en su persona toda la plenitud de la Palabra divina.
Sólo la Resurrección de Jesús se impone como gracia para descubrir que el Nazareno es el reflejo del auténtico rostro de Dios en medio de esta historia cargada de sombra-luz, de bien-mal, de gracia-pecado, de ley-misericordia...

Un amigo.














Conoce libros de F. Baena Calvo en Bubok
http://www.bubok.es/buscar/francisco-baena-calvo




www.marinaveracruz.net

Gracias por tu visita. Si te ha gustado este artículo añade me gusta. Compártelo en las redes.

26/8/17

17 º CORREO: ANA Y EL FIN DE LA RELIGIÓN



Este blog quiere ser un rincón donde aconsejar y dar razones para esperar, para confiar y para vivir, especialmente a los jóvenes. 
Unas palabras que pretenden que los jóvenes encuentren un sentido a la existencia desde un enfoque humanista y cristiano. 


17 º CORREO: ANA Y EL FIN DE LA RELIGIÓN

 











            Ana, ¡qué placer siento cuando llegan tus correos, tan frescos y tan llenos de ti! ¡En tus palabras descubro que los libros te pesan como “ruedas de molino” y que, en ocasiones, estés harta de los apuntes que transmiten conocimientos pero que no te hacen sentirte viva y ser feliz!  
         

       Todos nos hemos hecho esas preguntas tan interpelantes delante de un libro de texto de una asignatura “horrible”. ¿Y esto para qué? ¿Para qué me sirve? ¿Qué me aporta a mi crecimiento personal?... Luego, cuando pasa esos momentos oscuros, a seguir adelante… ¡Sigue adelante para hacer realidad tus sueños!  

       Me lanzas una pregunta increíble a la  que yo mismo casi ni tengo respuesta. Sientes que muchos compañeros del Instituto se declaran no religiosos y que se burlan de aquellos que van a misa. Incluso has hablado con Beatriz y ella misma ha dejado de asistir al grupo cristiano de reflexión en la Parroquia… Y te has preguntado sobre el fin de religión.                                                                         
            Ana, hoy nadie está en condiciones de presagiar el fin de la religión en nombre de la ciencia y del propio proceso liberador de las sociedades humanas.                  
                                   
            La ciencia actual, cada día más honesta en sus planteamientos, ha superado con creces cualquier pretensión de presagiar el final de la Religión como enemiga del progreso, de los planteamientos científicos y de la propia realización del hombre. 
                                                       
            Han pasado tiempos en que declararse científico era sinónimo de posturas ateas y de planteamientos ajenos a toda trascendencia.    
            Alfredo Kastler, premio Nobel de Física, declaraba en el año 1968: “La idea de que el mundo, el universo material, se ha creado a sí mismo, me parece absurda. Para un físico, un solo átomo es tan complicado, supone tal inteligencia, que un universo puramente materialista carece de sentido... Yo no concibo el mundo sino con un Creador infinitamente inteligente...”                                                                                                                                             
            John B. Haldane, famoso genetista británico, profesor de Cambridge, afirma que el origen de la vida es imposible sin un Ser Inteligente preexistente. La vida no se ha formado por causalidad, sino que se basa en leyes bien precisas”.                                                      
       Wittgenstein, que afirmaba que las fórmulas religiosas de fe no pasaban de ser para él hipótesis no empíricas, trabajó como enfermero en un hospital en Londres y renunció a su Cátedra, trató de defender la Religión contra sus detractores positivistas más radicales. Afirmaba que la Religión afecta también a nuestros pensamientos y acciones. Él argumentaba que “...en el mundo hay algo problemático, lo que llamamos sentido. Y que este sentido no está en él, sino fuera de él... Al sentido de la vida, esto es, al sentido del mundo podemos llamarlo Dios”.        
Esta tendencia direccional de la realidad, que parece cada día más consensuada por la comunidad científica, encaja perfectamente con la búsqueda de sentido global último de la propia existencia, de la propia realidad en su conjunto y del curso de la historia; realidades que son en el fondo la dimensión religiosa de todo ser humano.
                                                                                                     
Un amigo.






















Conoce libros de F. Baena Calvo en Bubok
http://www.bubok.es/buscar/francisco-baena-calvo




www.marinaveracruz.net

Gracias por tu visita. Si te ha gustado este artículo añade me gusta. Compártelo en las redes.