forbes MBA ranking

BIENVENIDOS

BIENVENIDOS

Suscribirse a mi canal

13/11/17

CONSEJOS DE AGUSTIN DE HIPONA A LA JUVENTUD DEL SIGLO IV



CONSEJOS DE AGUSTIN DE HIPONA
A LA JUVENTUD DEL SIGLO IV
 


¡Magníficos consejos de San Agustín a los jóvenes de su tiempo y también para ahora!

CONSEJOS DE AGUSTIN DE HIPONA
A LA JUVENTUD DEL SIGLO IV

Adaptación del libro "El Orden" (II, 8, 25)

— Si te dedicas al estudio, mantén limpio tu cuerpo y tu espíritu. Aliméntate de comida sana, vístete con sencillez y no gastes lo innecesario. — A la sobriedad en las costumbres, le debe corresponder la moderación en las actitudes, la tolerancia en el trato, la honradez en el comportamiento y la exigencia para contigo mismo. — Ten siempre presente que la obsesión por el dinero mata toda esperanza. — No actúes con debilidad, ni tampoco con atrevimiento. — Aleja de ti toda ira, o trata de controlarla, cuando corrijas las faltas de los demás. — Sé el centinela de ti mismo. Vigila tu sentimientos y tus deseos para que no te traicionen. — Reconoce tus defectos y procura corregirlos. — No seas excesivo en el castigo ni poco generoso en el perdón. — No insistas ni molestes a los que no quieren corregirse. — Evita las enemistades, sopórtalas serenamente, termínalas cuanto antes. — No busques puestos de mando si no estás dispuesto a servir. — Procura progresar siempre, no importa la edad y las circunstancias en las que te encuentres. — Durante toda la vida, en todo tiempo y lugar, ten amigos de verdad o búscalos. — Da honor a quien se lo merece, aunque él no lo desee. — Vive con dignidad y en armonía con todo y con todos. — Busca a Dios. Que su conocimiento llene tu existencia y su amor colme tu corazón. — Desea la tranquilidad y el orden para poder estudiar tú y tus compañeros. — Pide para ti y para todos, una mente sana, un espíritu sosegado y una vida llena de paz.


 



Conoce alguno de  mis blogs en Blogguer:

• BUENA NOTICIA  
 https://fbaena.blogspot.com.es/

• APRENDIZ DE POETAS  https://aprendizpoetas.blogspot.com/

• LUGARES Y RINCONES DEL MUNDO https://fbaenacalvo1.blogspot.com.es/

• CÓRDOBA, CIUDAD MÁGICA  
https://ciudadmagicacordoba.blogspot.com.es/

• LAS MEJORES FRASES CÉLEBRES https://frasesinmortalesycelebres.blogspot.com.es/

• PALMA DEL RÍO Y LUQUE https://palmadelrioyluque.blogspot.com.es/

Gracias por entrar en mi canal de Youtube: 
Canal de Francisco Baena Calvo.
Me gustaría que te suscribieras a mi canal: http://goo.gl.j2Yvek
Conoce mi página web: 
www.marinaveracruz.net

*Si te gustó el video dale a me gusta (like)



Gracias por tu visita. Si te ha gustado este artículo añade me gusta. Compártelo en las redes.

10/11/17

21º CORREO: ANA Y LA IDENTIDAD DEL HOMBRE





21º CORREO: ANA Y LA IDENTIDAD DEL HOMBRE



INTRODUCCIÓN AL BLOGS

Este blog quiere ser un rincón donde aconsejar y dar razones para esperar, para confiar y para vivir, especialmente a los jóvenes. 
Unas palabras que pretenden que los jóvenes encuentren un sentido a la existencia desde un enfoque humanista y cristiano. 

        INTRODUCCIÓN A 100 CORREOS PARA ANA





      El encuentro fue “casual”. Un sacerdote chateaba por Internet y apareció “Ana”, una joven en busca de su identidad.      
       Estos correos son el fruto de una reflexión serena y un deseo sincero para transmitir a los jóvenes las preguntas, las dudas, las inquietudes y las posibles “búsquedas” en clave cristiana.                        
     En un mundo fragmentado y tan cambiante, con grandes fisuras a nivel cultural y social, brota una pregunta fundamental. ¿Dónde cimentar y fundamentar nuestra propia identidad en este tiempo para no sentirnos perdidos y “barcos sin brújula perdidos en el mar”?                  
                       

      Estoy convencido que hay una sola “piedra angular” que sea capaz de armonizar todos los elementos y dar una cohesión equilibrada a los jóvenes de hoy, sin riesgo a perder nada de si mismos y alcanzar pautas sublimes de perfección y de santidad: La dimensión religiosa. 


21º CORREO: ANA Y LA IDENTIDAD DEL HOMBRE

 




               Ana, ¡qué buena observadora eres! ¡Cómo sabes ver en la gente su verdadero rostro tras las máscaras! Y, tras la visita a la casa de Beatriz con su madre enferma y depresiva te has quedado pensativa, preguntándote el misterio de la vida y la muerte, la salud y la enfermedad… En definitiva, la identidad del mismo hombre.

El hombre es una "caña que piensa" (Pascal), un ser indefenso y rodeado de limitaciones, anclado en múltiples miedos e inseguridades. Este hombre necesita un "Algo", o mejor dicho un "Alguien", que pueda satisfacer su apetito existencial y su vacío interior.

Es aquí, desde el desvalimiento existencial, cuando brota con fuerza la revelación divina "Dios te ama".

Cuando aumenta la insatisfacción y la ansiedad que genera desequilibrios psíquicos, entonces brota con fuerza las palabras de Jesús: "Como el Padre me amó, yo también os he amado a vosotros; permaneced en mi amor" (Jn 15,9).

Cuando resurge con fuerza la soledad y los recelos más dispares, entonces aparece como un susurro en la noche: "No os llamo ya siervos, porque el siervo no sabe lo que hace su amo; a vosotros os he llamado amigos" (Jn 15,15a).

Cuando la venganza y la reacción instintiva del odio brotan por doquier, entonces el perdón misericordioso de Dios llega al corazón del hombre como un bálsamo que destruye la sombra.

Cuando el hombre se esconde en la noche de su propio egoísmo, entonces se oye con más nitidez el eco de una voz distinta: "Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, quien, por su gran misericordia, mediante la Resurrección de Jesucristo de entre los muertos, nos ha reengendrado a una esperanza viva, a una herencia incorruptible, inmaculada e inmarcesible, reservada en los cielos para vosotros" (1 Pe 1,3).

Cuando la sociedad reclama cada día mayores competencias y la historia arrincona a los más débiles, entonces el "rehabilitador de hombres", Jesucristo, proclama un perdón para todos.

¡Sí, hoy necesitamos encontrar un mensaje revolucionario que eclipse lo oscuro y favorezca lo eterno! ¡Sí, necesitamos una llamada que nos mantengan despiertos y nos lancen hacia el futuro con entusiasmo y esperanza! ¡Sí, necesitamos un clamor que llene el corazón y nos diga, en lo más hondo de la conciencia, que Dios nos ama más allá de nuestras debilidades y nuestros desalientos!                                   

Un amigo.






  






Conoce alguno de  mis blogs en Blogguer:

• BUENA NOTICIA  https://fbaena.blogspot.com.es/
• APRENDIZ DE POETAS  https://aprendizpoetas.blogspot.com/
• LUGARES Y RINCONES DEL MUNDO https://fbaenacalvo1.blogspot.com.es/
• CÓRDOBA, CIUDAD MÁGICA  https://ciudadmagicacordoba.blogspot.com.es/
• LAS MEJORES FRASES CÉLEBRES https://frasesinmortalesycelebres.blogspot.com.es
• PALMA DEL RÍO Y LUQUE https://palmadelrioyluque.blogspot.com.es/
Gracias por entrar en mi canal de Youtube: Canal de Francisco Baena Calvo.
Me gustaría que te suscribieras a mi canal: http://goo.gl.j2Yvek
Conoce mi página web: www.marinaveracruz.net



Conoce libros de F. Baena Calvo en Bubok
http://www.bubok.es/buscar/francisco-baena-calvo






www.marinaveracruz.net

Gracias por tu visita. Si te ha gustado este artículo añade me gusta. Compártelo en las redes.

21/10/17

20 CORREO: ANA Y LA MISIÓN DE LA IGLESIA



Este blog quiere ser un rincón donde aconsejar y dar razones para esperar, para confiar y para vivir, especialmente a los jóvenes. 
Unas palabras que pretenden que los jóvenes encuentren un sentido a la existencia desde un enfoque humanista y cristiano. 


20º CORREO: ANA Y MISIÓN DE LA IGLESIA

 



               Ana, ¡cómo me ha gustado este correo electrónico tuyo! ¡Cómo he disfrutado enormemente cuando me dices que Pepe, el misionero que ha visitado tu instituto, te ha dejado atrapada y te ha hecho cuestionar vivamente la posibilidad de la vocación misionera! ¡Cómo el Señor escribe en el corazón de los jóvenes en el momento más inesperado y más sorprendente!                                                                                                                                                                        Te has preguntado cuál es la misión de la Iglesia católica en los lugares de misión y qué hacen los misioneros y misioneras en los cinco continentes.                                                   El Papa Juan Pablo II invitaba a toda la Comunidad Cristiana “a revivir la experiencia del Cenáculo, donde los discípulos “perseveraban en la oración, con un mismo espíritu, en compañía de… María, la madre de Jesús” (Hch 1,14)…”                                                                                                                                                                                        El Papa deseaba que “en la escuela de la Virgen y siguiendo su ejemplo, toda Comunidad podrá cultivar mejor su dimensión “contemplativa y misionera”, y, además, invita a “contemplar el Rostro de Cristo con María.                                                               
     Al tiempo que la Iglesia debe de contemplar el rostro de Cristo con María, también invitaba el Papa a “imitar y amar el rostro de Cristo. Y además de CONTEMPLAR E IMITAR EL ROSTRO DE CRISTO, la Iglesia debe de ANUNCIAR el Rostro de Cristo… El Papa afirmaba que “urge preparar evangelizadores competentes y santos; es necesario que no decaiga el fervor en los apóstoles, especialmente para la misión “ad gentes”… En definitiva, el Mensaje del Papa invita a toda la Iglesia a contemplar el rostro de Cristo para amarlo, imitarlo, descubrirlo y anunciarlo a todos los pueblos. Y la clave de todo el Mensaje es María. La Iglesia aprende a ser contemplativa, evangélica y misionera en la escuela de María. Una Iglesia más contemplativa será una Iglesia más santa y, por tanto, más misionera.
       Una Iglesia que no fuera contemplativa, no sería creíble del Evangelio. “El futuro de la misión depende en gran parte de la contemplación” (RM 91) y “el misionero es un testigo de la experiencia de Dios” (RM 91).                                               Una Iglesia que quiera ser creíble actualmente necesita con urgencia la llamada a la santidad. “La vocación universal a la santidad está estrechamente unida a la vocación universal a la misión” (RM 90).   
 Una Iglesia que pretenda ser fiel a Cristo, necesita anunciarlo a todos los pueblos. La misión consiste en “comunicar a los demás la propia experiencia de Jesús”  (RM 24).       

  Ana, frente a los nuevos desafíos que la Iglesia encuentra en cada lugar para anunciar el Evangelio en este siglo XXI, los cristianos tenemos que tomar conciencia de que es  LA HORA DE LA MISIÓN”, sabiendo que ésta proviene del propio mandato de Cristo a los Apóstoles.                                                                                           
Un amigo.




   











Conoce libros de F. Baena Calvo en Bubok
http://www.bubok.es/buscar/francisco-baena-calvo




www.marinaveracruz.net

Gracias por tu visita. Si te ha gustado este artículo añade me gusta. Compártelo en las redes.

22/9/17

EL ENCANTO DE LA JUVENTUD



EL ENCANTO DE LA JUVENTUD



        El Concilio Vaticano II afirma que “el encanto de la juventud es la facultad de alegrarse con lo que empieza, de darse sin recompensa, de renovarse y de partir de nuevo para nuevas conquistas”.
       Aquí radica la belleza y el entusiasmo de los jóvenes, verdadera esperanza para la sociedad y para la Iglesia.
       Jesucristo es el compañero y el amigo de los jóvenes, el Señor de la vida humana, que nos llama continuamente a la generosidad y a renovarnos en claves de conversión y misericordia

Gracias por tu visita. Si te ha gustado este artículo añade me gusta.
 Compártelo en las redes.Gracias

19/9/17

ANA, UNA CHICA EN BUSCA DE SU IDENTIDAD



ANA, UNA CHICA EN BUSCA DE SU IDENTIDAD





FICHA TÉCNICA DEL LIBRO 



Pulsa aquí    




  • Autor: FRANCISCO BAENA CALVO

  • Estado: Público

  • N° de páginas: 217

  • Tamaño: 150x210

  • Interior: Blanco y negro

  • Maquetación: Pegado

  • Acabado portada: Brillo

  • ISBN eBook en PDF: 978-84-686-6831-4
    ISBN Acabado en rústica: 978-84-686-6830-7
    ISBN eBook en ePub: 978-84-686-6832-1






  • _______________________________________





Prólogo



Los jóvenes, esos seres inquietos e inquietantes con los que a veces no se sabe que hacer. Pasotas unas veces, rebeldes otras, confusos casi siempre. Difíciles de tratar por la familia y tan manipulables para el grupo de amigos o la pandilla. Disponen de los mejores medios educativos pero lo que aprenden no parece servirles para la vida, como si no respondiese a sus inquietudes básicas. Decía Juan Pablo II en la Encíclica Novo Millenio Ineunte que “A veces, cuando se mira a los jóvenes, con los problemas y las fragilidades que les caracterizan en la sociedad contemporánea, hay una tendencia al pesimismo”. No obstante, en el encuentro con ellos durante el Gran Jubileo captó “el mensaje de una juventud que expresa un deseo profundo, a pesar de posibles ambigüedades, de aquellos valores auténticos que tienen su plenitud en Cristo”. Ese es el anhelo que sintetiza Ana, la destinataria de los correos que le irán explicando y reconduciendo esos deseos.

Pese a su lejanía, todavía recuerdo mi adolescencia como un cúmulo de interrogantes, de experiencias, de sensaciones, de descubrimientos, de anhelos, todo tan interrelacionado que buscaba incesantemente en los libros pero no siempre hallaba la respuesta. ¡Ay si hubiese encontrado respuestas adecuadas a tantos interrogantes! Pero sobre todo… ¡Ay si todos aquellos interrogantes me hubiesen sido aclarados desde la dimensión religiosa! Pues bien, tenemos entre las manos uno de esos libros que son como faros orientadores en la oscuridad de cualquiera de las muchas dificultades, dudas, sombras con las que se topa un adolescente y a las que no siempre ni sabe responder él ni sabemos responder los mayores. El sufrimiento de los inocentes, el aborto, la violencia, el racismo, la injusticia, el terrorismo, la eutanasia, la muerte...O simplemente sucesos maravillosos que los deslumbran y los dejan tan a oscuras como antes. El enamoramiento, el amor, la felicidad, la amistad, la sexualidad y también sus consecuencias la tristeza, el miedo, el desánimo, la depresión. El mundo más allá de la adolescencia: el trabajo, la política, el tener, la igualdad de la mujer, la globalización, la muerte de los seres queridos, etc.

Y si decíamos al comienzo que los conocimientos académicos no parecen servirles para la vida, ahora hay que añadir que los adolescentes, pese a los años de catequesis de confirmación, no vuelven a la parroquia. No obstante los jóvenes siguen llenos de interrogantes respecto a Cristo y a la Iglesia de cuya respuesta dependerá el desarrollo de su propia vida como persona creyente. Como dijo Juan Pablo II, “Si a los jóvenes se les presenta a Cristo con su verdadero rostro, ellos lo experimentan como una respuesta convincente y son capaces de acoger el mensaje, incluso si es exigente y marcado por la Cruz

Ana, hija de una cultura laicista, se interroga sobre el sentido de la vida, de la religión. Le impacta la figura de Jesús de Nazaret pero no entiende la Iglesia. Los maestros de la sospecha han sembrado su mente de dudas razonables, pero que no dan respuesta a la identidad del ser humano. A lo largo de esos  cien correos a Ana se le va explicando, en un lenguaje sencillo y hermoso, claro y lleno de contenido, los supuestos fundamentales de la fe cristiana: La existencia de Dios, Jesús de Nazaret, su historicidad y su resurrección. La Iglesia en sus luces y sus sombras, su historia, sus papas y sus santos, su liturgia, las razones para permanecer en ella. Los pecados capitales, la oración, el infierno, los deberes humanos, la relación entre la fe y la razón, etc.

La dimensión evangelizadora de este libro es  incuestionable. A través de las respuestas a esas cuestiones fundamentales que surgen en la vida de los jóvenes, va transmitiendo la fe en la vida concreta propiciando el conocimiento del misterio de Cristo, del pecado y del perdón, y también del misterio de la Iglesia.

La primera vez que abres el libro corres el riesgo de engancharte a él, de no cerrarlo hasta llegar al último punto final. Desde la primera página hasta la última el interés de los temas que tratan Ana y el autor nos lleva a leerlas de un tirón, porque bien seas una persona adolescente o una persona adulta en cada página encuentras como un flash, una instantánea de las cuestiones fundamentales que van surgiendo en la vida de cada día. Después lo dejarás muy cerca, muy a mano porque cada día te plantea situaciones nuevas que necesitas aclarar. Tal vez la cuestión no sea totalmente nueva, pero sí las circunstancias en que las vives y volverás a releer aquella página que te lo aclara, que te ilumina, que te permite afrontar la situación.

¡Ah!, cuantos padres y madres en conversación con nuestros hijos llegaremos a cuestiones que nos resultan difíciles de explicar, bien porque ni nosotros mismos lo tenemos claro, bien porque no nos resulta fácil explicarnos, y entonces recordaremos a Ana y ‘ese libro que lo explica tan bien’.


Mª Carmen Martínez Hernández







Gracias por tu visita. Si te ha gustado este artículo añade me gusta. 
Compártelo en las redes.


UNOS CONSEJOS INCREÍBLES DE MADRE TERESA DE CALCUTA



UNOS CONSEJOS INCREÍBLES DE MADRE TERESA DE CALCUTA 

 Unos consejos maravillosos de una gran mujer cristiana: Madre Teresa de Calcuta.

 


 Gracias por tu visita. Si te ha gustado este artículo añade me gusta. 
Compártelo en las redes.

17/9/17

19 CORREO: ANA Y LA BONDAD



Este blog quiere ser un rincón donde aconsejar y dar razones para esperar, para confiar y para vivir, especialmente a los jóvenes. 
Unas palabras que pretenden que los jóvenes encuentren un sentido a la existencia desde un enfoque humanista y cristiano. 


19 º CORREO: ANA Y LA BONDAD

 





      Querida Ana: El tono de tu correo ha sido estremecedor y, por así decirlo, desolador. ¡Comprendo bastante bien tu reacción y tu rebeldía cuando parece que el mal triunfa y las huellas del bien parecen perder su rastro en medio de tu entorno!

    Ana, no te rindas en tu opción por el bien y triunfarás siempre. Muchos hombres y mujeres se creyeron invencibles haciendo el mal y sucumbieron en su empeño; muchos imperios se creyeron dominadores y cayeron en el tiempo;... Medita y descubre que al final siempre triunfan el bien y la verdad.

    Quisiera suplicarte que no abandones nunca la senda del mal y puedan decir, al final de tus días, como dijo San Pedro de Jesús de Nazaret: “Pasó haciendo el bien”. Meditando tu inquietud te mando esta oración en forma de poema y te suplico, sin dudarlo, que nunca te canses de hacer el bien.

¡Señor, mi oración es ésta: que no se cansen los buenos!
Dad a este mundo esta señal, esta señal que nos provoque
y nos haga sentirnos vivos como los vientos huracanados,
sin que la escarcha de los opresores invadan la atalaya
que deja sin aliento a los pobres ya olvidados.
¡Señor, mi oración es ésta: que no se cansen los buenos!
Que falte evidencias en esta noche eterna vivida,
que falten discursos arrebatadores en este mundo sin contagio,
que falten certezas en la vida un poco vivida,
pero que no se cansen los buenos, esos eternos peregrinos de la esperanza,
esos forjadores de las páginas más gloriosas del espíritu humano
que dejan herido en su propio centro el mundo del mal,
que recorre parte a parte cada pedazo de historia, de principio a fin,
sin dejar de estallar en el aire las bengalas del fracaso.
¡Señor, mi oración es ésta: que no se cansen los buenos!
Dad a este mundo esta señal, esta señal que nos contagie
y nos deje abrazados en nuestro propio corazón un momento,
sin que los deseos de herir al prójimo fatigue nuestro interior
que lapide lentamente la semilla de lo eterno.
¡Señor, mi oración es ésta: que no se cansen los buenos!
Que falten teólogos en esta época necesitada de raíces,
que falten sabios gestadores en este palpitar con ignorancia,
que falten soñadores sin aferrarse a lo presente tan pasajero,
pero que no se cansen los buenos, esos héroes silenciosos en el tiempo,
esos gestadores de un enlace evolutivo más allá de la violencia
que marcan la pausa en los combates de nuestros antepasados,
que invaden cada rincón de la vida, de norte a Sur,
sin dejar de entusiasmar en cada generación sus mejores hijos.
¡Señor, mi oración es ésta: que no se cansen lo buenos!
Un amigo.












Conoce libros de F. Baena Calvo en Bubok
http://www.bubok.es/buscar/francisco-baena-calvo




www.marinaveracruz.net

Gracias por tu visita. Si te ha gustado este artículo añade me gusta. Compártelo en las redes.